APUNTES DE BOSTON. LIDERAZGO.

Image

Nube de palabras WORDLE

Discurso de OBAMA. Funeral de Boston.

Inicio con este post, o no (el tiempo y las obligaciones mandan), una serie de breves reflexiones sobre los atentados de Boston. Son aquellas cuestiones que quisiera destacar, por diversos motivos, bien sea por su carga humana, por contraste con otras situaciones y ejemplos, o por las posibles lecciones a extraer.

Comienzo con un tema que siempre es interesante: el liderazgo. El pasado lunes un antiguo Jefe, citando a alguien que no recuerdo, definía el liderazgo como “hacer hacer”. Multitud de aproximaciones se han realizado hacia el concepto. Quizás el anterior, siendo adecuado, carece de la dimensión humana y emocional deseable (precisamente la que hace del Jefe citado una persona querida, además de admirada). El capataz de una plantación de azucar o un tirano también hacen hacer. Y efectivamente, nadie dijo que la palabra líder se aplique únicamente a quienes, con las miles de dudas que genera catalogar a las personas como buenas o malas, actúan de buena fe.

Llegado a este punto aporto mi propio concepto, el que he manejado dialécticamente y en clases (y que ya quisiera saber ejercer). Para mí liderar es “movilizar voluntades”. Hacer que otras personas asuman voluntariamente, e incluso a poder ser de manera alegre, una obligación. Liderar implicacía el ejercicio de multitud de valores, como la iniciativa, la proactividad, la creatividad, el ejemplo, la lealtad,…

Pues bien, el atentado cometido en Boston el pasado 15 de abril, supone un interesante ejemplo de liderazgo. Liderazgo al máximo nivel. Pero también liderazgo en la calle, en los ciudadanos.

Reproduzco en la parte superior de la página el gráfico que facilita la aplicación Wordle como análisis del discurso del presidente Obama. Un discurso espectacular, en su línea habitual. Sin duda, no todo en la vida son palabras. Pero el poder de las mismas, indudablemente, es extraordinario. Con la palabra, únicamente, se puede destruir a una persona o, a la inversa, lograr motivar hasta lograr objetivos que parecían imposibles. El profesor Rogelio Alonso, alababa hace unos días el discurso de Obama a las pocas horas del suceso, en las páginas de ABC (21 de abril: Respondiendo al terrorismo). Pero es el discurso del funeral el que aporta todas las claves de Obama:

– Los contrastes. Boston y el sol, Boston y el estado de gracia, Boston y el corazón del mundo…Y por otra parte la tragedia, el demonio. El sol es uno de los hilos conductores del discurso, citado al comienzo, desaparecido por la tragedia, pero con la promesa final de volver a brillar en Boston.

– La utilización del verbo “correr”. Hilo conductor del discurso, y homenaje a los runners que se dieron allí cita. You will run again. We will finish the race. The world will return to this great American city to run harder than ever…

– La utilización de la primera persona del plural, WE, recordando también otro de sus más famosos discursos (We, the people). Llamada a la unidad, todos unidos en un mismo fin. Si caemos nos levantamos, poniendo de ejemplo a Bill Iffrig, atleta de 78 años. Y en especial la referencia a la competición deportiva como un ejemplo de unión de personas, hombres y mujeres, de todas las razas, de todas las religiones, de cualquier tipo.

– Personalización. Obama insiste en que son todos (we), pero también es él. Él y Michelle, que caminaron por esas calles, que llevan un trozo de Boston en su corazón, y que como todos, perciben lo que ha sucedido como una cuestión personal.

– Las habituales llamadas al patriotismo y la religión. Dios, Patriot Day, Americans,..

– Una dosis de valores. Liderazgo, coraje, gracia, fortaleza, amor, disciplina,…

– La potencia de las palabras más citadas. Quitando aplauso (que es la transcripción del texto de los aplausos recibidos)destacan AMOR, CORRER, CARRERA, CIUDAD, GENTE, MUNDO,…

Pero también hemos contemplado el liderazgo que se ejerce en cualquier momento y lugar, por cualquier ciudadano. Ser un líder no es un patrimonio del poder. Cualquier persona puede ser líder, incluso sin necesidad de heroicidad. En el caso que nos ocupa destaca la experiencia de Carlos Arreondo. Natural de Costa Rica, perdió a uno de sus hijos, marine, en la guerra de Irak. Situación de contraste respecto a los presuntos asesinos. Arreondo trató de suicidarse, sin éxito. Y en 2011 la vida le volvía a mostrar su cara más trágica. Su segundo hijo se suicidó al no superar la tragedia de su hermano. Sin duda, no sólo uno, sino dos de los golpes más duros que una persona puede sufrir en la vida. Una “vida de muerte”. Una situación que Carlos Arreondo transformó en una “vida de vida”, a través del activismo por la paz y el voluntariado en la Cruz Roja. El pasado lunes, su imagen con su sombrero, destacaba entre las personas que auxiliaban a los heridos. Especialmente a Jeff Bauman, un joven de 27 años que identificó a los asesinos tras cruzar su mirada con uno de ellos, que dejó su mochila a sus pies.  Pies y piernas que ya nunca verá.

Carlos Arreondo nos mostró otro tipo de liderazgo, mucho más meritorio, el liderazgo y el carácter que nace de la adversidad. Al alcance de muy pocos, pero que convierte, a quienes llegan a esta situación, en fueras de serie. Santiago Álvarez de Mon lo ha reflejado perfectamente en un libro más que aconsejable titulado “Desde la adversidad”.  Porque ser líder no es sencillo, pero no es tan dificil de ejercer cuando todo va bien. Muchos presuntos líderes se hunden, o reflejan su miseria cuando la adversidad llama a su puerta. Otros, en cambio, resplandecen cada vez más. Y los que somos normalitos necesitamos modelos y ejemplo que nos iluminen, más en momentos como los actuales, de absoluta falta de liderazgo y de bochornosas actuaciones de quienes deberían ser modelo. Pero tenemos esperanza, tenemos ejemplos, incluso en España. La luz de Irene Villa, el ánimo de Albert Espinosa, el empuje de Mar Cogollos,…Ellos y muchos más, vencieron y lideraron.

Acabo de nuevo con Estados Unidos, con el espíritu del pueblo norteamericano. Y con el discurso de Obama, al que se podría añadir música. Y con un resultado evidente,  Bruce Springsteen. La tierra americana, la tierra de las oportunidades,  la tierra de los sueños. Nacidos para correr (Born to run).

http://www.youtube.com/watch?v=O2AVfWKlHpU

 

The highway’s jammed with broken heroes on a last chance power drive 
Everybody’s out on the run tonight 
but there’s no place left to hide 
Together Wendy we can live with the sadness 
I’ll love you with all the madness in my soul 
h-Oh, Someday girl I don’t know when 
we’re gonna get to that place 
Where we really wanna go 
and we’ll walk in the sun 
But till then tramps like us 
baby we were born to run 

Oh honey, tramps like us
baby we were born to run 

Come on with me, tramps like us
baby we were born to run

Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s