RECOMENDACIONES PARA ANALISTAS

Esta lista de consejos se elaboró, en su momento,  a los efectos de trasladar parte de las experiencias adquiridas en el trabajo de análisis.  Cada experiencia es un mundo, compuesto de la cultura de la organización para la que el analista presta servicios (si es el caso), y del carácter del propio analista, así como de la sinergia que se produce entre ambas fuerzas.

Recomendaciones personales para analistas:

 

  1. Conócete a ti mismo. Autoanalízate. Descubre tus fortalezas y debilidades. Plantea una estrategia que permita potenciar las fortalezas y reducir las debilidades.

  1. Fórmate continuamente. Tanto en contenidos concretos del área de trabajo (Seguridad, energía, marketing, mercados financieros..) como en el desarrollo de competencias personales (comunicación, empatía, inteligencia emocional, pensamiento…).

  1. Relaciónate. Comunica. Busca alianzas. Busca soñadores que puedan compartir tus sueños. Todo proyecto debe ser previamente pensado; todo sueño, soñado; todo deseo, imaginado.

  1. Lee y escribe. La comunicación es una de las principales virtudes. Saber expresar lo que pensamos. Practicar la escucha atenta. Pocas personas leen, menos aún escriben. Ello marca una diferencia.

  1. Imagina, sé creativo, busca nuevos enfoques. Arriésgate: sólo de esa manera se puede pasar de lo bueno a lo mejor.

  1. Como analista especialízate en algunos temas (3 ó 4). No puedes saber de todo, aunque sí puedes saber quién sabe y cómo llegar a saber. Obligatoriamente una de los temas de especialización debe ser la mejora de competencias como analista: habilidades, conocimientos, técnicas de análisis, software de apoyo, etc.

  1. Gestiona tu marca. Haz de tu función una marca, lo que no significa que pongas tus intereses por encima de los de la organización, sino que seas identificado por algo: rapidez, servicio, creatividad…

  1. Levántate pronto. Llega al puesto de trabajo leído, que cuando comience la jornada ya domines la actualidad. Y que además tengas ya una cierta idea de cómo vas a desarrollar el día, y sobre todo qué prioridades tienes.

  1. Aprende a decir NO. Más importante de lo que parece. Somos humanos, no podemos atender todas las peticiones o bien por falta de capacidades, de competencia, o de tiempo.

  1. Cuídate física y mentalmente. Infoxicación. Estrés. Exceso de píldoras informativas a lo largo del día. Importancia del deporte y de las técnicas de relajación. Cuida la vida personal y social. Dedícate tiempo a ti.

Recomendaciones para el trabajo de analista:

  1. Simplifica. Las cosas simples se manejan mejor, y además también se venden más fácilmente.

  1. Planifica. Diseña una estrategia general. Trata de lograr que cada pieza o parte de tu trabajo encaje en esa estrategia de nivel superior. Trabaja por proyectos más que por horas (si puedes).

  1. Divide los problemas. Son más fáciles de “digerir” por partes. Determina sus elementos. Estudia los factores y variables involucrados y a partir de ese momento analiza el comportamiento de cada uno de ellos. Utiliza mapas mentales o conceptuales.

  1. A la hora de generar productos, si se dispone de autonomía e iniciativa, combina análisis complejos con otros más simples. De esa manera puedes diluir los errores (como se señala en mercados financieros: no poner todos los huevos en la misma cesta).

  1. Analiza a tus clientes. Observa, escucha, estudia y emprende. Determina sus necesidades. Crea dependencia, crea necesidad. Busca huecos.

  1. Cuida a tu cliente. No des por terminado un trabajo con la emisión de un informe o el envío de documentación. Actualiza el conocimiento existente sobre la materia solicitada.

  1. Diferencia a tu cliente: clientes generales, difusión selectiva de información y documentación, clientes “Premium”. Ofrece diferentes productos según cliente.

  1. Diferénciate. No puedes ofrecer lo mismo que otro organismo ya ofrezca. Determina qué plus puedes aportar en tu organización.

  1. Aporta valor. Difunde conocimiento de utilidad, cuanto más práctico mejor. Siembra y recogerás.

  1. Gestiona la diversidad. Rodéate de personas diferentes, que completen tus debilidades, que te hagan de vez en cuando conectarte a tierra.

  1. Gestiona la marca institucional. Trabajas para una organización. Eres la imagen de esa organización fuera de tu ámbito. Consigue un equilibrio entre tu marca personal y la institucional.

  1. Sé breve en tus informes, concreto, conciso. Casi nadie tiene el tiempo que tú has tenido para llegar a unas conclusiones. Tampoco interesa a nadie lo mucho que tú sabes.

  1. Cuida la imagen de tus productos. Aunque lo importante es el contenido trata de que resulte accesible y visualmente amigable.

  1. Sé proactivo. Anticípate a los problemas. Analiza y difunde tu informe antes de que te sea solicitado.

  1. Aporta soluciones.

Las 4 claves del éxito profesional (también para analistas):

 

  1. Define claramente tu misión, visión y valores.

  1. Ten disciplina.

  1. Pasión. Es el virus más contagioso.

  1. Compromiso. Estamos para algo.

Y sobre todo:

DISFRUTA DE TU TRABAJO Y DE LA VIDA

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s